Soñar que estoy volando

Los sueños en los que se vuela suelen entrar en la categoría de los llamados sueños lúcidos. Se producen cuando uno es plenamente consciente de que está soñando. A las personas que tienen esta capacidad y la usan de forma constante se les conoce como onironautas. Muchos de estos soñadores describen la posibilidad de volar en sus sueños como una experiencia estimulante, alegre y liberadora.

Si vuelas con facilidad y estás disfrutando de la escena y el paisaje, entonces sugiere que estás en la cima de una situación. Es decir, alcanzando esas metas que te propusiste tiempo atrás. También puede significar que has adquirido una nueva y diferente perspectiva de la vida. Los sueños en que se vuela, y sobre todo la capacidad de controlar el vuelo, representa el propio sentido personal del poder. Una persona que vuela es dueña de toda situación que se ponga en su camino, pues la estudia y observa desde una posición privilegiada al alcance de muy pocos.

Tener dificultades para seguir en vuelo indica una carencia de poder en el control de las propias circunstancias, y resulta en ocasiones realmente frustrante. Se puede luchar para permanecer en el aire o encima de obstáculos como líneas eléctricas, árboles o montañas. Éstos simbolizan algo o alguien que está en el camino o en la vida cotidiana. Es necesario identificar qué o quién está tratando de evitar o también puede ser un indicador de falta de confianza o de alguna vacilación del soñador. Se trata de un quiero y no puedo contra el que lucha el soñador, y que se manifiesta con este simbolismo especial en sus viajes oníricos.

Si se siente miedo mientras se está volando o está volando demasiado alto, entonces sugiere que se experimenta recelo sobre los retos y el éxito. Tal vez no se está listo para dar el siguiente paso. Es una clara advertencia: mejor pensar las cosas dos veces antes de actuar. Nada de precipitarse, pues el vacío se encuentra a escasos metros y una caída puede ser fatal. Volar es un acto liberador, jamás terrorífico, debes tener esto muy en cuenta.

Volver al libro de los sueños