Soñar que corres

Es un sueño bastante frecuente, ya sea para prevenir alguna desgracia o para huir de algún peligro. A veces producen sensación de angustia y reflejan estados de incertidumbre, miedos exagerados o episodios de agotamiento nervioso. Están muy relacionados con aquello que sucede en tu vida. Guardan una similud muy estrecha con hechos o sucesos que hayan ocurrido en el día a día. No te será difícil saber por qué te has visto corriendo en tus sueños.

Si aparece uno de estos sueños lo mejor es vigilar la salud, tanto física como emocional. Aunque normalmente suele tratarse de un sueño más bien agradable en el que vencemos a otros competidores; ya sean humanos o animales. En el primer caso quiere decir que obtendremos beneficios materiales y éxitos personales, profesionales o sociales. En el segundo también significa victoria, aunque desde un plano más espiritual. Es decir, normalmente trae buenas noticias a nuestra vida, aunque de primeras podamos pensar justo lo contrario. Por el contrario, si no conseguimos vencer en dicha carrera quiere decir que una mala noticia está al llegar, y que has de prepararte para aceptarla como si se tratase de una derrota: con ánimo para aprender de ella y mejorar.

Correr en un sueño puede significar que buscamos algo difícil de encontrar. Sobre todo si lo hacemos sin rumbo fijo o aparente y en lugares desconocidos. Suele ocurrir en personas que se marcan metas ambiciosas y que desean llegar a ellas a toda costa y lo más rápido posible. Señalan el nerviosismo y las ansias por llegar donde nadie lo ha hecho, sobre todo en lo relacionado con el ámbito laboral.

Si sufres una lesión o daño corriendo en el sueño debes interpretarlo como una advertencia. Toma las cosas con calma y respira aliviado: el camino puede ser largo, pero mejor disfrutarlo mientras lo recorres que agobiarte por llegar primero. ¡Las prisas nunca fueron buenas consejeras!

Volver al libro de los sueños