Soñar con un tren

Soñar con un tren es muy típico, suele aparecer con frecuencia en nuestras fantasías oníricas. Es habitual que sueñes con ello cada cierto tiempo. No es necesario que el tren protagonice el sueño, basta con que aparezca en el mismo.

El tren es una imagen de la vida colectiva, del destino que nos arrastra, de una evolución psíquica y espiritual que deseamos emprender en una dirección buena o mala, y que quizás sea una de las pocas cosas en las que somos libres de escoger.

Si soñamos que llega con retraso a la estación, nos indica que desde el punto de vista espiritual nuestra evolución se puede ver retardada o detenida a causa de nuestros complejos, de nuestras fijaciones inconscientes, de nuestro apego en lo material en todos los conceptos. Nunca por culpa de lo que nos rodea, sino de algo que se halla en lo más profundo de nuestro interior y nos lastra a la hora de crecer.

El billete del tren nos recuerda que en la vida para recibir hay que dar, y que es imposible evolucionar sin sacrificio ni esfuerzo. Si ves el billete de forma clara en tu sueño estás ante una advertencia bien fuerte: no intentes llegar a tus metas pisando a los demás. Cada cual recoge lo que siembra, y es posible que ese fruto que cultivas no sea tan rico como crees.

Subir al mismo cuando está abarrotado nos refleja la necesidad de contactar más con la gente Estamos aislado y debemos salir de dicho pozo para no caer en la desidia. Por otro lado, si nos resulta imposible subir porque está lleno, nos indica la dificultad de integrarnos en sociedad ya sea por individualismo, egoísmo o timidez. Debemos buscar en nuestro interior para ver cómo mejorar nuestras relaciones con los demás.

Si el tren descarrila puede indicar fracaso material o empresarial. Guarda especial atención a tu economía dado el caso. Se avecinan curvas y debes estar preparado para superarlas sin que te causen daño alguno.

Que el tren nos atropelle indica el peligro de perder nuestras posesiones, de hacer caer nuestra personalidad y en el peor de los casos el fracaso total. Es un sueño poco común que avisa de un enorme peligro difícil de evitar.

Volver al libro de los sueños