Soñar con niebla

Es el símbolo de lo indeterminado. Significa una etapa de transición entre dos épocas o estados; en los cuales las antiguas formas se deshacen, ya no se distinguen, y las nuevas formas todavía no están claramente definidas. Es decir: lo viejo muere y lo nuevo está aún por nacer, un claroscuro que resulta desconcertante para muchos.

Cuando soñamos con niebla puede presagiar el peligro de habernos mezclado en asuntos confusos, indeterminados o incluso ilegales. No se suele interpretar como símbolo de acciones puras o bienintencionadas. Quiere decir que algo que has hecho, y que sabes no está del todo bien, te hace sentir profundamente arrepentido. Aunque no lo reconozcas de cara al exterior tu subconsciente se siente abrumado por ello; atormentado.

También puede anunciarnos días de tristeza, indecisión o confusión; pero también puede significar una manifestación o deseo de evitar ser vistos por los demás. De ocultar nuestras acciones y sentimientos en la quietud de la niebla, de inmiscuirnos en asuntos de dudosa catadura moral. Intentar no ser vistos para que jamás juzguen nuestras acciones carentes de ética. En este caso estarían estrechamente relacionados con las últimas decisiones del día a día.

Buscar algo entre la niebla además significa el deseo de recobrar un afecto o una amistad. Algo que hemos perdido y que echamos de menos. Si lo encuentras entre la niebla significa que tendrás que bucear hasta lo más profundo de tus sentimientos para conseguirlo. El sueño te dará otras pistas de gran relevancia que has de saber interpretar para alcanzar la verdad.

Por último, si la niebla desaparece durante el sueño es la salida de la confusión; quiere decir que la situación o el futuro se aclara. Una buena noticia que te hará retomar el camino del que te habías visto obligado a salir, precisamente por esa niebla que te impedía observar con claridad el recorrido. Ya no existe nada que te ciegue y puedes continuar sin miedo a perder lo conseguido hasta ahora.

Volver al libro de los sueños