Soñar con amor

Normalmente cuando soñamos con amor suele ser síntoma de buen augurio, de ser el mejor momento para empezar una relación o también de iniciar negocios profesionales. Es por ello que no debemos tomar el sueño al pie de la letra, pues el abanico de significados que señala el amor es verdaderamente amplio: salud, dinero, trabajo, familia, etc. Normalmente está relacionado con situaciones positivas o buenos momentos vitales que debes aprovechar cuanto antes, por lo que no debes preocuparte.

Por otro lado puede significar que tienes carencias de cariño en la vida real, por tu pareja o familiares. Si te notas desatendido por tu pareja y sueñas con una situación relacionada con el amor es una clara advertencia: debéis hablar sin pelos en la lengua y buscar solución a esas rencillas que os pueden llegar a separar.

¿Y si sueñas con una pareja enamorada? Se interpreta que en los próximos meses tendrás mucho éxito.  Y ojo, no necesariamente en el plano amoroso, como sería normal interpretar.  Puede ser que una persona querida (familiar o amigo) que te preocupa enormemente al fin salga de la situación de angustia que le atormenta. ¡En cualquier caso serán buenas noticias! Una pareja enamorada nunca puede significar nada negativo.

Si sueñas con amor no correspondido, se asocia a que en la actualidad eres feliz con otra persona, sin embargo la otra persona que está contigo no siente la misma plenitud que tú. El sueño es una advertencia clara: debes terminar con esa relación y buscar el amor en otra parte. Si sigues en esa misma tesitura y el sueño se repite es que estás a punto de caer en una situación de no retorno que te provocará un daño quizás irreparable.

Soñar con amor fraternal no es algo muy común y puede resultar realmente extraño. Quizás estés soñando esto porque te sientes en deuda con ellos y quieres ayudarlos para mejorar sus vidas. Es más complicado de interpretar, también puede decir que echas de menos a tus familiares cercanos, o a un  ser querido que ya no se encuentra en este mundo y con el que tristemente dejaste asuntos por resolver.

Volver al libro de los sueños